Embarazagua

Natación para embarazadas

En el embarazo, la actividad física es fundamental y muy beneficiosa. Ayudamos a evitar el sobrepeso quemando calorías. Además, a través del deporte se tolera mejor el embarazo, nos acondicionamos mejor para el momento del parto y la recuperación después del alumbramiento es más rápida.

Mediante la actividad física la mujer se siente mejor física y psicológicamente, y es a partir del tercer mes de embarazo el momento ideal para disfrutar del agua.  El deporte por excelencia para una embarazada es la natación. Es seguro y carece de riesgos.

Beneficios para la futura madre

  • Previene el dolor de espalda.
  • Ayuda a eliminar líquidos y preparar los músculos para el parto. Mejor recuperación postparto.
  • Evitar el sobrepeso con ejercicio físico.
  • Ejercicio idóneo por su ingravidez, no agresividad y no riesgos de caída o sobreesfuerzos.
  • Favorece la libertad de movimientos y la flexibilidad.
  • La columna y articulaciones se distienden y se alivia el peso fuera del agua.
  • Tonificación de los músculos que intervienen en el parto.
  • Activa la circulación sanguínea: previene varices, tobillos y piernas hinchadas, calambres, mejor oxigenación.
  • Mejora del sistema respiratorio, sistema cardiovascular y resistencia cardiorespiratoria.
  • Placentero, relajante y te ayuda a sentirte ágil y activa.
  • Ayuda a descargar tensiones psíquicas.
  • Aumenta la confianza en uno mismo, la autoestima y el autoconcepto.
  • Mejora la calidad de vida. Tras el ejercicio físico crecen las sensaciones y las actitudes positivas.

HAZ UNA PRUEBA